miércoles, 29 de abril de 2009

Jacques Loiseleux : un festival de Cine Pobre no existiría en Europa

Entrevista al director de fotografía francés Jacques Loiseleux

Por Mildrey Ponce
Foto Nelly Florès

El celebre director de fotografía francés Jacques Loiseleux, uno de los principales representantes de la cinematografía gala de las ultimas décadas, se encuentra entre las personalidades del séptimo arte, que participan en la séptima edición del Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara.

Loiseleux es reconocido por trabajar junto a destacados realizadores del país europeo como Maurice Pialat, y Philippe Garrel, entre otros muchos.

El experimentado realizador fotográfico ha llegado a Gibara para participar en varios de los encuentros teóricos que se han dado lugar durante las intensas jornadas de la nueva edición del certamen. Y además se halla en representación del largometraje en competencia El Camino, opera prima de la cineasta radicada en Costa Rica, Ishtar Yasin, del cual es responsable de la fotografía.

Defensor a ultranza de la manera de hacer cine profesional, El Camino es la primera película que realiza Loiseleux, del prototipo del Cine Pobre, con tecnología digital. Acerca de esta nueva experiencia el celebre cineasta declaró para Cubanow:

“La decisión del filmar en digital no partió de mi si no del productor de la película que se dejo seducir por alguien que le vendió una cámara JVC HDV muy compleja y en posproducción el filme terminó siendo más caro de lo que imaginábamos. Había pensado hacer la película en 16 mm que sin duda es el formato más interesante para hacer este tipo de película.”

Acerca de los elementos que tuvo en cuenta al enfrentarse a esta nueva manera de hacer cine, Loiseleux expuso “lo que a veces pasa al filmar en digital es que facilita poder hacer muchas tomas sucesivas de una misma escena, esto es una ventaja, pero casi siempre provoca que se gaste mucho el tiempo en filmar escenas que finalmente no tengan mucha calidad, entorpeciendo el proceso de selección. Debido a que tengo mucha experiencia en el cine trate de hacer cada escena en una sola toma.”

El Camino es una película ubicada en el contexto latinoamericano que cuenta una desgarradora historia de dos niños que viajan de Nicaragua a Costa Rica en busca de su madre.

Sobre la manera en que llega a interesarse por el argumento de la película, nos expresa que “supe de ella al conocer en el Primer Festival de Cine Pobre a la persona que iba a ser la directora del filme, donde había concursado con esta historia en la categoría de guión sin alcanzar resultado alguno. Entonces accedí a leer su historia y la consideré muy cinematográfica. Acepté trabajar en ella sin importarme las condiciones para su rodaje”.

Al indagar sobre las motivaciones principales al involucrarse en un proyecto cinematográfico de menor recurso, cuando siempre se ha relacionado su nombre al cine de grandes producciones, el fotógrafo de obras como Samia (2000) y La mujer policía (2005) nos refirió “Pienso que si no me hubiese interesado en realizar esta película, nunca nadie la hubiera hecho y como tengo los medios de trabajar sin que me paguen, siempre que me interese el guión, entrego mi experiencia como regalo a los filmes que son pobres”.

En torno al Festival Internacional de Cine Pobre de Humberto Solas, el cineasta opinó “Es un Festival necesario, es muy bueno que exista un festival como este que en Europa no podría existir, a pesar de algunas deficiencias (algunas cosas no marchan bien), resulta muy valioso y atractivo por el ambiente que genera, la interrelación que surgen entre los habitantes del pueblo con los realizadores e invitados cubanos y extranjeros que se encuentran aquí”.

Loiseleux, conocido en Cuba además por impartir cursos y talleres en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, es miembro de la Asociación Francesa de Directores de Fotografía y ha participado en la realización de más de 70 cintas de las que posee una Palma de Oro en Cannes.

Fuente: Cubanow, abril de 2009


COMENTARIOS

Quisiera subrallar que lo que dice Loiseleux sobre el echo de que en Europa no existen festivales de cine pobre no conresponde a verdad, en Italia se hacen festivales de ese tipo, en Roma por ejemplo hay uno que se llama festival le "Tecniche", y ahí vamos solamente los pobres cineastas italianos, y los pobres cineastas del mundo subdesarrollado, por ejemplo el cubano Terence Piard se ganó un premio con el ducumental 'En vena' hace unos años.... lo que pasa es que la prensa del regimen capitalista no les dedica tanto glamour como se hace aqui en Cuba, por eso quizas Loiseleux desconoce por completo ese movimiento de gente que se mueve a costa propia y hace muchos sacrificios para ello...
me gustaria si se lo hacen saber a todos los demas tambien, es una lastima que la gente no se enforme como es debido....
pues, nada mas que me gusta que la informacion sea corecta...

una cineasta italiana