jueves, 7 de mayo de 2009

"RACHEL NO ES AMARGEN, PERO YA ES MADRE,

YA RACHEL TIENE UNA HIJA EN EL BELLO DOCUMENTAL Una canción para Rachel que le ha regalado con amorosa dedicación el joven realizador santiaguero Carlos Barba.

Gracias Carlos"

Enrique Pineda Barnet, 22 de noviembre de 2007





INTENSA RACHEL

Por Luis Bastos

-Premiado documental de Carlos Barba con el Gran Premio Indio Cubanacán 2007 en la edición del Festival de Invierno del Cine Club Cubanacán, la fiesta del Cine Aficionado en Cuba, desarrollado en Santa Clara.

Toda la Casona de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en el municipio villaclareño de Santa Clara, vibró de emoción cuando se pronunciaron las palabras del jurado del vigésimo cuarto Festival de Invierno del Cine Club Cubanacán 2007, a favor del documental de largometraje Canción para Rachel, del ya no aficionado Carlos Barba, quién se llevó a manos llenas el Gran Premio del certamen. Barba, quien por compromisos de trabajo no pudo estar presente en la velada (asiste en estos momentos la nueva película que filma Rebeca Chávez), ya nos había cautivado con sus anteriores documentales, todos ellos, tan necesarios a la hora que se haga una revisión del cine cubano revolucionario. Y es que Carlos Barba se ha dedicado a transmitir en imágenes y sonido buena parte de la memoria del séptimo arte en la isla, a través de sus mismos protagonistas. Recordemos Ecos de un final, Memorias de Lucía, y aquel profundo retrato de uno de nuestros rostros imprescindibles: Isabel Santos, con su Mujer que espera.


Sin embargo, el joven director, seguidor de la obra de Humberto Solás, y con quién trabajó en los filmes Barrio Cuba y Adela, con Canción para Rachel, ha logrado tocar las fibras más profundas de nuestros seres. En la formidable proyección durante el evento, en medio de un silencio sepulcral, Enrique Pineda Barnet, director de La Bella del Alhambra, nos guiaba con pasión, tristeza, alegría, devoción y nos iba presentando uno a uno parte del equipo inmenso que lo acompañó durante la realización de esta joya musical de nuestra cinematografía, un logro del documental que se agradece, como también el vídeo-still en las secuencias cuando la actriz Beatriz Valdés se enfrentaba a las piezas musicales, todo esto muy bien montado en la edición a cargo de Ramón Ramos.

Carlos Barba es un cineasta que emociona, de eso no cabe dudas. Está más que demostrado y acaba de confirmarlo con su intensa Rachel. Ahora estamos en espera de la ficción que salga de sus manos. (Noviembre de 2007)