martes, 8 de septiembre de 2009

EN EL DIA DE LA VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE,PATRONA DE CUBA.

La Virgen de la Caridad del Cobre ha estado siempre presente en los momentos, buenos y malos, del pueblo cubano. Trasciende fronteras y muchos, dentro y fuera de Cuba, llevamos una estampa de Cachita a todas partes. De niño siempre mis padres me llevaban a verla, y cuando crecí seguí visitando a menudo su Santuario ubicado en el poblado de El Cobre, en Santiago de Cuba. Cada año, víspera de la fiesta del 8 de septiembre, bien tarde en la noche, la iglesia santiaguera convocaba a los jóvenes que partían a pie, en peregrinaje por el "camino viejo", hasta llegar al Cobre a las 5 am, aproximadamente, y llegar a tiempo para la misa de las 6 am. Fui un par de veces, la primera, con mi hermano, primos, y amigos, y la segunda vez filmando toda la caminata como asistente de dirección en un documental de Arturo Sotto, aún en post producción: El misterio de las aguas.

La Virgen de la Caridad también es Oshún, una deidad muy querida del panteón Yoruba, que se sincretiza con la Caridad del Cobre. Recomiendo el post que ha colgado hoy Yvonne López Arenal.

Mi relación con la Virgen de la Caridad va más allá de una simple devoción católica, es mucho más. Me acompaña siempre. Y aunque trato de no abusar de su amor, generosidad y de su miel, hoy quiero pedirle en grande por la Paz, por la Salud, y la Alegría espiritual de mi familia toda y amigos de la isla y dispersos por todo el mundo; pedirle además por mi país y porque nos ilumine en todos los proyectos y sobre todo, en el proyecto de la vida.

Te quiero mucho,
Carlos