lunes, 18 de enero de 2010

Dossier-prensa 20 aniversario de "La Bella del Alhambra"

LA BELLA DEL ALHAMBRA CUMPLE VEINTE AÑOS
jgsosa 24-12-2009 GTM 1 @ 20:30 Foto: PACO BOU, ICAIC.

La Bella del Alhambra se estrenó en la medianoche del 31 de diciembre de 1989, y provocó tal conmoción de público, que alcanzó en las dos primeras semanas la cifra de dos millones de espectadores.
Ubicada en La Habana de la segunda mitad del siglo XX, la historia de la película se mueve a través de una muchacha nacida con la centuria, que trabaja como corista en una carpa de mala muerte, donde se le ofrece como única posibilidad ser prostituta. Rachel, personaje interpretado por Beatriz Valdés, sueña con otros caminos: ser una artista de verdad y amada de un solo hombre.
En el reparto de La Bella del Alhambra, destacaron actores como Miguel Navarro, Jorge Martínez, Ramón Veloz, Verónica Lynn, Carlos Cruz, César Évora, Isabel Moreno y Omar Valdés.
El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), celebrará los 20 años del filme con la exhibición del documental Canción para Rachel, el próximo lunes en el cine Chaplin, de esta capital.
Junto con el documental realizado por Carlos Barba, se proyectará la cinta de Enrique Pineda Barnet, merecedora del Premio Goya de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España, en 1990, y aspirante al Oscar a Mejor Película Extranjera, en 1991, entre otros importantes galardones.
El día 29 del actual diciembre, el ICAIC y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, congratularán a Pineda Barnet, los actores y el equipo de realizadores del filme, en el Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate.

Fuente: Miguel Fernández Martínez / AIN

__________

"La Bella del Alhambra" cumple 20 años

El próximo 28 de diciembre, el ICAIC celebrará el aniversario 20 del estreno de la multipremiada película cubana "La Bella del Alhambra", del premio nacional de cine Enrique Pineda Barnet, que en su momento declaró: “es un homenaje a aquellos que han hecho y hacen posible nuestro teatro nacional, desde los fundadores del teatro cubano.”
Con una presentación especial del filme y el estreno del documental "Canción para Rachel", de Carlos Barba, en la sala Chaplin, el cine cubano festejará la aparición en la pantalla grande de este filme en 1989, junto a su realizador, acompañado de la actriz Beatriz Valdés, quien diera vida a la vedette Rachel, equipo de realización e invitados de la cultura cubana.
La película inspirada en la novela de Miguel Barnet, "Canción de Rachel", cautivó a más de un millón de espectadores cubanos y batió records de taquilla en los cines donde fue exhibida. "La bella del Alhambra" fue el primer filme cubano en obtener el galardón Goya, en la categoría de mejor filme de habla castellana de producción extranjera, otorgado por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España.

Fuente: Centro de Información ICAIC

__________

La Bella del Alhambra... reencuentro 20 años después
Jueves, 31 de Diciembre de 2009 08:08

La Habana.- Actores y realizadores de la película La bella del Alhambra recibieron el homenaje del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), al cumplirse 20 años de su estreno.

Pablo Pacheco, vicepresidente del ICAIC, destacó los méritos artísticos, culturales y cinematográficos de la cinta dirigida por Enrique Pineda Barnet -Premio Nacional de Cine- e inspirada en la novela Canción de Rachel, de Miguel Barnet.

La ocasión fue propicia para presentar un libro de Ediciones ICAIC a modo de memoria sobre los orígenes e itinerario del filme, recogido además en un DVD y que tendrá su complemento en un registro digital de su banda sonora.

"Algo tiene esta película, es como una caricia, una magia, y todo este tiempo ha sido una suerte estar acompañada por Rachel", dijo la actriz Beatriz Valdés, su protagonista.

(Tomado de Cubadebate/ Por Ileana González )

__________

CAJÓN DE SASTRE: Veinte años de La bella
Por Lester Vila Pereira

En 1988, algunos medios de comunicación anunciaron que el 31 de diciembre, a las doce de la noche, todos los cines principales de las provincias estrenarían al unísono La bella del Alhambra, la nueva y esperada película del ICAIC.

No sé si en el resto de las provincias cubanas se celebró tan cinematográficamente el advenimiento del nuevo año. Pero en Santa Clara no. Ya para esa fecha la película dirigida por Enrique Pineda Barnet había causado conmoción en los que tuvieron posibilidad de verla en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de ese año.

Reportes televisivos, entrevistas, comentarios periodísticos daban fe de ello. Acabábamos de presenciar por las pantallas de los televisores la estruendosa avalancha de bravos y aplausos que se volcó sobre Beatriz Valdés, cuando la actriz salió a entregar un premio en la gala de clausura de ese Festival.

El coral de mejor actuación femenina de ese año no había sido para ella pero, con la ovación interminable de un teatro Karl Marx por completo de pie, casi todos los presentes dejaban claro, sin discusión, que para ellos Beatriz era la gran ganadora de ese Festival de Cine –Confieso, que siempre he sentido un poco de pena por la actriz que ganó el discutido lauro en esa edición; ella fue víctima, en alguna manera, de aquella histórica muestra de nuestro emocionado chovinismo –.

Por todas estas razones, y porque éramos seguidores fieles del cine nacional, y teníamos una peculiar predilección por lo musical, mis padres y yo estuvimos esperando en vano la proyección de la película hasta la una de la mañana, sentados en uno de los bancos del parque Vidal de Santa Clara, frente a un apagado cine Camilo Cienfuegos.

No éramos los únicos. Estoy seguro de que muchos de los que esperaban sentados en el parque santaclareño veían, como nosotros, como sus planes de una noche especial se desteñían rápidamente. El cine no abrió; nunca supimos por qué. Y todos nos quedamos con las ganas de participar en aquella peculiar celebración nacional.

Por supuesto que pudimos ver la película en los días posteriores pero, íntimamente, yo seguí lamentando que ese 31 de diciembre no hubiera sido proyectada La bella del Alhambra en Santa Clara, porque la película era, en verdad, un hermoso regalo.

Lo cierto es que el estreno nacional del filme originó un verdadero fenómeno cultural, social, que no sé si haya sido superado después. Una película que asume la historia de una corista- sus amores, éxitos y tragedia- no puede escapar de los visos del melodrama. “Una película contada y cantada con el corazón”, anunciaban las promociones. Y pocas cosas hay en estos lares que sean más agradecidas que un melodrama bien hecho, con todo lo que lleva.
--------------------------------------------------------------------------------
"LA BELLA DEL ALHAMBRA FUE LA MANO QUE ACTIVÓ UNA FUERZA RECÓNDITA EN NUESTRO SER...
Y LA HIZO RESONAR CON FUERZA"
--------------------------------------------------------------------------------
El público adoró La bella... Desde la, por siempre, repetida imagen de Rachel que, sobre un divan se volvía a nosotros a ritmo del fox, cantando… “Y tenía un lunar… en la barbilla…” algo convocaba a seguirla, a serle fiel, como en una cita a la que nadie podía faltar.

La película estaba basada en la novela testimonio Canción de Rachel de Miguel Barnet. La historia real de Amalia Sorg, artista del habanero Teatro Alhambra, en los primeros años de la república cubana fue el pie perfecto para que Enrique Pineda Barnet, primo del escritor, hiciera su film sobre la frustración nacional por un proyecto de república malogrado, llevado a la pantalla con una puesta en escena brillante –con apariencia de superproducción, pero hecha con pocos recursos –, en la que destacaban la dirección de arte y el vestuario, la fotografía y la música de Mario y Gonzalo Romeu, uno de los trabajos mas serios en su tipo en las artes escénicas cubanas.

Quizás para un espectador no cubano la película no pasaba de ser otro melodrama tropical heredero de viejos filmes como La Reina del Chantecler, pero para los cubanos La bella del Alhambra fue la mano que activó una fuerza recóndita en nuestro ser nacional, y la hizo resonar con fuerzas.

La cinta hizo recordar a muchos y abrió las puertas de la cultura cubana a otros que, como yo, eran niños en aquellos años. A partir de ahí comenzamos a valorar la riqueza de nuestra la historia. Esta película no solo nos contaba la ascensión y eclipse de la bella artista del teatro Alhambra, sino que ponía ante nuestros ojos el telón colorido de nuestra nacionalidad.

Estaba ahí la historia de los primeros años del siglo XX, y también nuestra esencia distinguida, lo que nos hace reír y lo que nos hace llorar como nación, el gusto por una música que, aunque no escucháramos todos los días, nos mueve y emociona; vimos nuestros sueños y la peculiar manera que tenemos para expresar el amor y el odio, siempre con un silencioso regodeo en la tristeza; en fin, redescubrimos nuestro sentido melodramático, a veces trágico y a veces cómico, de la vida.

En su aparente sencillez, La bella del Alhambra también nos habló de temas difíciles para un país. Hay en la película una peculiar secuencia de ascenso personal, al estilo de los filmes musicales de los años 30, 40 y 50. En ella vemos cómo el personaje Rachel comienza a vivir el éxito profesional y social, luego de su escandaloso debut en La señorita de Maupin.

Con la verdiana Sempre líbera como música de fondo, asistimos a la recreación del personaje en un mundo de frivolidad y aparente ostentación, lo vemos desarrollar una despreocupación infiel. Rachel se nos devela liviana en los afectos, impulsada por sus instintos y ambiciones en perfecto ciclo alegórico.

Estas escenas desembocan en uno de los momentos más emocionantes de la película, cuando la protagonista se reencuentra con su mejor amigo, el desgraciado Adolfito “Tivoli”, en los aires libres del Prado, mientras que la Orquesta Anacaona toca al fondo Siboney de Ernesto Lecuona.

Hay, sobre el ritmo suave de la percusión, un drama tan hondo en la escena que, más allá de la traición o despreocupación de la artista por el incierto destino de su primer maestro y amigo, el espectador cae en cuentas de los riesgos que sorteamos cuando vivimos en tiempos de crisis, bajo el acoso inevitable de eventos históricos trascendentes, y cómo las miserias cotidianas convierten a las personas en verdugos de sus propios afectos.

Rachel sabe que ha obrado mal, pero no quiere arriesgar su ventajosa posición en el tablero que le ha tocado vivir.
--------------------------------------------------------------------------------
"RACHEL NOS HACE VER QUE CADA ACTO TIENE SUS CONSECUENCIAS, QUE VIVIR ES PASEAR POR LA BOCA DE UN LOBO"
--------------------------------------------------------------------------------

Sabe que el débil Adolfito será despedazado por su destino, pero ella se limpia de lágrimas y sigue adelante. Fade a negro y una cortina cinematográfica se abre en una colorida danza con Alexander’s Rag Time Band. Toda tragedia existencial queda así abolida por la gracia, el choteo y la desmemoria, entre las radiantes luces de colores y la sensualidad de los cuerpos que se exhiben en la escena.

La película hace un llamado de alerta con la magia del cine. Con esta consecución de secuencias, La bella del Alhambra nos puso ante el espejo que a veces no queremos mirar, frente a una reflexión cruel de quienes somos y cómo hemos sido, el panorama oculto de nuestras debilidades, tristezas, de nuestras traiciones. La vida del cubano quedó así convertida en una gran puesta en escena de teatro de variedades, el sentir nacional como eje virtual de una obra espectacular mayor, en la que nada es realmente serio y los peores problemas son aplacados por un sentimiento lúdico, simulador, de romántica informalidad.

Rachel, la bella del teatro Alhambra es una metáfora polisémica, pero uno de sus principales legados se revela en esa imagen fantasmagórica de la vedette que aparece unos segundos, como una llama que se va apagando en la memoria, en el escenario de un teatro que ya no existe, derrumbado por los años.

Rachel nos hace ver que cada acto tiene sus consecuencias, que vivir es pasearse por la boca de un lobo y, aunque pretendamos olvidarlo todo con las maracas y el tambor, somos piezas en una maquinaria histórica que tarde o temprano no nos dejará escapar.

Pues así es. Hoy estamos celebrando los 20 años del estreno de La bella del Alhambra. Los cubanos debemos agradecer a todo el equipo que bordó ese otro estandarte de nuestra cultura, un clásico de la cinematografía cubana. Hace dos décadas con La bella del Alhambra el público y la crítica se abrazaron y salieron del cine cantando juntos Lágrimas negras, ese himno que acuña en Cuba toda juerga que se respete; también podía verse a un hombre de pelo en pecho tarareando “Tápame, tápame, tápame que tengo fríoooo…”, o una vieja ama de casa, que se mecía en la siesta de su portal entonando sentimental “Dicen que tus caricias no han de ser mías…”, mientras que un grupo de adolescentes, en la escuela al campo, se contoneaban y cantaban felices “Cabo de la guardia, siento un tiro ¡Ay!…Si me pides el pesca’o te lo doy”, mientras regresaban a los albergues. Un verdadero delirio nacional.

Junto con Rachel, todos nos emocionamos hasta las lágrimas en el ya antológico momento en que La mexicana canta el himno Quiéreme mucho y convoca a su público a acompañarla. En la pantalla, el público de hombres asistente al teatro de variedades se pone por completo de pie y canta, y como en una virtual extensión de la sala teatral, algunos espectadores desde su butaca cinematográfica también entonaron la canción al unísono. Parecía como si no fuera La mexicana, cantando en su escena de luminiscencias, lo que nos motivaba, sino la patria misma, vestida de plata, convocando a todos desde las profundidades de nuestra nacionalidad.

Han pasado 20 años desde que mis padres y yo esperamos en vano para deslumbrarnos con el recuerdo de una corista de película. En este tiempo todos hemos podido ver La bella del Alhambra más de una vez, y ya se nos ha convertido en algo común. Es una obra que está ahí y que por momentos podemos dejar en el olvido.

Pero hasta hoy, cuando la película regresa y termina, cuando se deslizan en ascenso los créditos finales y, como en una despedida, el gallego y el negrito cantan una vez más el Galleguíbiri, Macuntíbiri, queda en nosotros una peculiar melancolía, como si hubiéramos recordado algo muy lejano que nunca vivimos, una memoria que parecía perdida para siempre. Han pasado 20 años y la emoción por La bella… aún vive y resplandece.

(Tomado de Cubasi)

__________

20 años de La Bella del Alhambra

Con una presentación especial del filme y el estreno del documental Canción para Rachel, de Carlos Barba, en la sala Chaplin, el cine cubano festejará las dos décadas de la cinta.

Juventud Rebelde
22 de Diciembre del 2009 22:19:33 CDT

El próximo día 28 el ICAIC celebrará el aniversario 20 del estreno de la multipremiada película cubana La Bella del Alhambra, realizada por el premio nacional de cine Enrique Pineda Barnet.

Con una presentación especial del filme y el estreno del documental Canción para Rachel, de Carlos Barba, en la sala Chaplin, el cine cubano festejará la aparición en la pantalla grande de esta película de 1989, junto a su director; la actriz Beatriz Valdés, quien diera vida a la vedette Rachel, el equipo de realización e invitados de la cultura cubana.

La Bella del Alhambra fue el primer filme cubano en obtener el galardón Goya, en la categoría de mejor filme de habla castellana de producción extranjera, otorgado por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España.

__________

Se reencuentran creadores del filme La Bella del Alhambra, a 20 años de su estreno.

La Habana, 30 dic (AIN-RHC) Actores y realizadores de la película La Bella del Alhambra, se reunieron en el Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate, en esta capital, para celebrar los 20 años del estreno de tan importante cinta.
El director del filme, Enrique Pineda Barnet, Premio Nacional de Cine y uno de los nombres más emblemáticos de la cinematografía cubana, dio la bienvenida a sus compañeros de equipo, 20 años después.

Agradeció a su vez, el homenaje que el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), y la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), rindieron a todos los que participaron en la realización de la cinta.

Pablo Pacheco, vicepresidente del ICAIC, recordó que a lo largo del filme, transitan obras y figuras cardinales de la música popular cubana, que perduran de generación en generación, sin desgastes ni afectación en sus quilates.

Para Pacheco, salvar esa memoria es lo que le otorga a la cinta la categoría de excelente película musical que bien pudiera considerarse un clásico en su género, por lo que mantiene toda su vigencia como verdadera obra de arte.
Entre los asistentes se encontraban muchos de los protagonistas, como las actrices Beatriz Valdés, Isabel Moreno y Verónica Lynn, y los actores Jorge Martínez y Gaspar González.

Beatriz Valdés, la principal figura del elenco actoral, profundamente emocionada, aseguró que todo lo que ha pasado en estos años ha sido maravilloso, pero no hubiera sido igual, si no se hubiera sentido acompañada del protagónico de Rachel.
Ha sido una suerte que estos años estuvieran acompañados por este personaje y de la memoria de este trabajo y de la experiencia de poderlo disfrutar, subrayó la actriz.
Estuvieron presentes entre los invitados, Julio García Espinosa, fundador del ICAIC, junto a otros directivos y trabajadores de la institución cinematográfica cubana. (Radio Habana Cuba)

Fuentes: RHC, AIN, GRANMA, TRABAJADORES, JUVENTUD REBELDE, PL, REUTER, EFE, IPS, ANSA, AFP, XINHUA, TASS, DPA, AP.

__________


Conversación con Enrique Pineda Barnet a 20 años del estreno de La Bella del Alhambra.

La siguiente entrevista le fue concedida a elbalserosuicida por Enrique Pineda Barnet, desde Cuba, y fue respondida en forma de conversación por el premio Nacional de Cine 2006.

elbalserosuicida: Enrique, como sabes estamos haciendo pasar este blog por revista, pues lo menos que hacemos es conversar o responder diatribas… -( EPB )¿POR QUÉ DIATRIBAS? – Bueno, posteamos algunas cosas de literatura, arte, algo de política, historia, teatro, etc. Tenemos una lista de links entre los que está puentear que el que lo “poncha” va directo a tu sitio.

-( EPB )!QUE BUENO!

Estamos, dentro del poco tiempo que tenemos, Ariel y yo, armando esta locura. -(

EPB )!FENÓMENO!

Te pido permiso para postear algunos de tus ”cuentos del 7mo día” si te parece bien

-( EPB ) TU PUEDES SIEMPRE,

-y si quieres contestarme algunas de las preguntas que te voy a hacer sobre la Bella sería ideal.

-( EPB ) DE ACUERDO,

elbalserosuicida: Señor Enrique Pineda Barnet, el próximo 28 de Diciembre se cumplen 20 años del estreno de su película La Bella del Alhambra y sabemos que están preparados para celebrarlo en grande…

EPB: - SOLO EN LA MEDIDA DE LO PO$IBLE.

elbalserosuicida: ¿Pensaba usted hace dos décadas que La Bella tendría el impacto que alcanzó, no solo como obra de arte reconocida mundialmente, sino entre el pueblo cubano que la reverencia doquiera se encuentre?

EPB: – NUNCA ME LA IMAGINÉ HASTA UN DIA QUE ME HIZO LLORAR.

elbalserosuicida: Recuerdo que La Bella del Alhambra se estrenó en un momento en que el cine cubano tenía, pudiéramos decir, un período de carencia de éxito en la población cubana de finales de los años 80 y cuando el público la descubrió la exclamación general era: “gracias Enrique, por esta película que tanta falta le hacía al cine cubano”. ¿Recuerdas haber percibido esto?

EPB: – SI, LO PERCIBI, Y ESE DIA FUE EL DIA QUE ME HIZO LLORAR

elbalserosuicida: ¿Coincides en que esta película le faltaba al cine cubano que se hizo después de 1959?

EPB – CREO QUE SÍ, QUE ENTRE OTRAS LE FALTABA.

elbalserosuicida:¿Cómo y dónde va a ser va ser la celebración?

EPB: - NO HE SABIDO SI LLAMARLE CELEBRACIÓN, ENCUENTRO, O ABRAZO…

elbalserosuicida: del elenco y del staff de La Bella hay algunos que se marcharon de Cuba, ¿fueron invitados y van a asistir?

- ( EPB )POR SUPUESTO QUE TODOS HAN SIDO INVITADOS. HE INSISTIDO CON TODOS.
LAMENTABLEMENTE NO TODOS HAN PODIDO NI PUEDEN ASISTIR POR RAZONES DIVERSAS. TODAS Y CADA UNA DE ESAS RAZONES ME DUELEN Y ME CASTIGAN, PERO LAS COMPRENDO Y ME DUELEN MÁS.

elbalserosuicida: Tu fuiste el primer cubano en recibir el Premio Goya de la Academia de Arte cinematográfico de España, y La Bella fue la primera película cubana seleccionada para ser nominada a los premios Oscar. En el 2006 le otorgaron el Premio Nacional de Cine, solo lograste hacer una película más con el ICAIC que se estrenó el año pasado, La Anunciación y que tuvimos la suerte de ver en Miami. Estamos hablando de 19 años, ¿es esto una terrible señal de la situación del cine cubano actual?

EPB: – ES UNA TERRIBLE SEÑAL DE MI SITUACIÓN EN EL CINE CUBANO DE SIEMPRE…

elbalserosuicida: ¿Se puede decir que el cine Nacional está en crisis?

EPB: – YO ESTOY PERMANENTENMENTE EN CRISIS ¿Puedes decirnos la diferencia en los costos de producción entre La Bella y La Anunciación ?…

EPB: – LA MISERIA NO TIENE DIFERENCIAS.

elbalserosuicida:¿Qué puedes decirnos de La Anunciación, sabías que ya se vende en Miami en cualquier Video- tienda?

EPB: – NO LO SABIA PERO ME HACE FELIZ. ALGUIEN ME DIJO !CUIDADO CON LA PIRATERÍA! Y YO PIENSO QUE LA PIRATERIA ES MI MEJOR DISTRIBUIDOR Y NO ME COBRA NI UN CENTAVO. !QUÉ IMPORTA QUE NO ME LOS DÉ! LO IMPORTANTE ES QUE LA PIRATERIA CIRCULE CON BUENAS COPIAS. UNA VEZ, EN ESPAÑA, ME REGALARON COMO UN TESORO, UN DVD SUPUESTAMENTE PROFESIONAL DE “LA BELLA DEL ALHAMBRA” ERA UNA COPIA CHAPUCERA COPIADA DE UN VHS CON UNA CARATULA DE MAL GUSTO, Y TENIÁ IMPRESO TODAS LAS MARCAS DE SUPUESTO PRODUCTO DEL ICAIC. ME INDIGNÓ LA CHAPUCERÍA. OTRAS VECES, CIRCULAN COPIAS BIEN HECHAS Y SON INVENTOS DE MEROLICOS. YO DISFRUTO LAS BUENAS COPIAS, ME DA LO MISMO LA BANDERA DE ESOS PIRATAS. DISTRIBUIR UNA PELÍCULA ES COSTOSO. IGUAL ME GUSTAN LOS SECRETOS QUE SE MURMURAN DE BOCA A BOCA, SI TIENEN BUENA DICCIÓN.

elbalserosuicida: Una de las cosas que se hablan de Enrique Pineda Barnet es que tiene alumnos, amigos, hijos y seguidores no solo en La Habana y en Miami, sino también en Puerto Rico, España y regados por medio mundo., cuál es el secreto de tanta gente reunidas y en contacto, que te consideran, además, como un padre?

EPB: – !OJALA FUERA CIERTO! TENDRÍA UNA CRECHE Y GARANTIZARIA QUE ME CIERREN LOS OJOS CON AMOR.

elbalserosuicida:¿Piensas retirarte algún día, tomarte unas vaciones merecidas o ya estás en otro proyecto suicida?

EPB; – LAS VACACIONES ME ABURREN , LOS PROYECTOS SON APERITIVOS, LOS SUICIDIOS SON TENTACIONES PERMANANTES.

elbalserosuicida: Enrique algo más que quieras decirnos???

EPB: – EL DVD QUE SE VA A PRESENTAR EL DIA 28, CONTIENE LA BELLA DEL ALHAMBRA EN 6 IDIOMAS, LA CANCION PARA RACHEL (DE CARLOS BARBA), (documental sobre La Bella del Alhambra, con entrevistas y otros materiales adicionales, [ nota de elbalserosuicida ] ), ESCENAS DEL FILM POR SEPARADO, NUMEROS MUSICALES , TEXTOS SORE LA PELICULA, CRITICAS DE TODOS LOS TIEMPOS, DATOS DE ACTORES Y DEL STAFF. UN DISCO CON LA BANDA SONORA. ADEMÁS, ADJUNTO, UN DOSSIER O FOLLETO CON FICHAS DE LOS ARTISTAS Y EL STAFF, CRITICAS, TRABAJOS TEÓRICOS, ETC.
CREO QUE VA A SER INTERESANTE Y DE ALGÚN VALOR HSTÓRICO. TRABAJO HA COSTADO.

Gracias Enrique y esperamos verte pronto aquí, aunque sería mejor en nuestra islilla encantada…

EPB: – LAS DOS COSAS.

GGutierrez/22 de Diciembre del 2009

_________

Cuba despide el 2009 con "La Bella del Alhambra", de Enrique Pineda Barnet y "Canción para Rachel", de Carlos Barba (Px.2009)

El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y la televisión cubana despedirán el año 2009 celebrando los 20 años del filme "La Bella del Alhambra" (1989), del premio nacional de cine Enrique Pineda Barnet. El 27 de diciembre, por el Canal Educativo 2, a las 21:30, en el programa televisivo "De cierta manera", conducido por el prestigioso crítico Luciano Castillo, se emitirán la película de Barnet, ganadora del Premio Goya en 1990 y seguidamente el documental del joven cineasta Carlos Barba "Canción para Rachel", que recoge los testimonios y experiencias del mejor musical del cine cubano. Un día después, el 28 de diciembre, en el cine Charles Chaplin de La Habana, se proyectarán en pantalla grande los mismos filmes, pero ya dentro del acto oficial conmemorando las dos décadas de la película que protagonizara Beatriz Valdés, quien encabezará esa noche la lista de invitados, junto a Pineda Barnet, Barba, así como actores y técnicos involucrados en la cinta. También se lanzará el DVD del filme, en seis idiomas, que incluye el citado documental, además del disco con la banda sonora y un dossier con fichas de los artistas y el staff, críticas y trabajos teóricos.

Enrique Pineda Barnet ha dicho en más de una ocasión, que a los primeros 20 años de su filme "La Bella del Alhambra", no sabe si llamarle celebración, encuentro o abrazo.

Fuente Px.
__________

XX AÑOS DE "LA BELLA DEL ALHAMBRA"

AMIGOS, MUY QUERIDOS:
YA EL 28 DE ESTE MES DE DICIEMBRE NOS HONRA CON VEINTE AÑOS NUESTRA "LA BELLA DEL ALHAMBRA". HEMOS QUERIDO, CON TODO NUESTRO AMOR, QUE PODAMOS REUNIRNOS EN UN ABRAZO.
NO SIEMPRE SE NOS HACE POSIBLE ALCANZAR TODOS NUESTROS SUEÑOS. PERO, COMO QUIERA QUE SEA Y ESTEMOS DONDE ESTEMOS, TODOS NOS ABRAZAREMOS EN ESTE ANIVERSARIO, PORQUE DE TODOS HAY UN PEDAZO DE AMOR EN ESTA OBRA, Y HACIA TODOS DIRIGIMOS NUESTRO PENSAMIENTO Y ENERGÍAS.

ENRIQUE Y TODOS LOS DE TODAS PARTES

Fuente: Puentear, blog de Enrique Pineda Barnet
__________

LA BELLA DEL ALHAMBRA (1989), de Enrique Pineda Barnet
jagb @ 12:10

Hay películas que, como los buenos perfumes, disimulan sus historias secretas. Son abismos donde uno se sumerge a gusto y protege de la cotidiana devastación del tiempo. Esas películas se recuerdan no solo por lo que cuentan, sino por lo que inspira en nosotros su sola evocación. El placer de evocarlas se convierte en un raro estremecimiento al que nos gusta recurrir con demasiada frecuencia.
“La Bella del Alhambra” tiene para mí muchos significados. Es la película, con su banda sonora de lujo, su historia romántica, y el descubrimiento de una Beatriz Valdés sencillamente impresionante. Pero es también el puente que me hizo amigos de personas a las que, de entonces para acá, no he podido dejar de admirar, de extrañar. Sé que soy demasiado predecible, y que todo el que me lee ahora sabe que hablo en primer lugar de Enrique Pineda Barnet. Mas no es el único: en todo caso tendría que decir que Enrique se ha erigido en el puente mismo a través del cual se deslizan sus amigos, la gente que lo quiere.
Me hubiese gustado estar hoy a su lado, festejando la existencia de ese clásico de clásicos que es “La Bella del Alhambra”. Pero Enrique me ha enseñado que no es la distancia física lo que arruina la comunicación entre los seres humanos, o la hace posible. Gracias a Enrique Pineda Barnet, sé de puentes que ahora mismo me permiten llegar hasta él. Y la mayoría de las veces sin que lo note.
Juan Antonio García Borrero
PD: Ayer estuve toda la tarde intentando colgar este post. Pero Internet estaba infernal (esa es una de las pesadillas con las que tendrá que convivir todo aquel que quiera bloguear desde aquí, en mi caso, desde Camagüey). Solo tengo a mi favor una ligera variante que he propuesto al famoso dicho: nunca es tarde si “La Bella del Alhambra” es buena.
JAGB

Fuente: Cine cubano: la pupila insomne (blog de Juan Antonio García Borrero)
__________

La Hembra del Alhambra

Por Rafael Grillo
La Habana, 28 de noviembre de 2009

Bellas hay tantas. Cada quien tendrá la suya. Hubo una Bella para una Bestia, en el cuento de Leprince de Beaumont que el francés Cocteau hizo película en 1945. Y otra hermosa escaló el Empire State, símbolo neoyorkino, oprimida en el puño del monstruo en aquel King Kong de la Universal. Con rubias preciosas y fatales se inundó el cine negro norteamericano y el suspense de Hitchcock. Buñuel encontró su Belle de Jour en la europea beldad de Catherine Deneuve. Su turno tuvieron para encandilar desde la gran pantalla las musas Marlene Dietrich, Marilyn Monroe, María Félix, Claudia Cardinale, Brigitte Bardot…

En una de sus mejores historias, el escritor Kawabata acostó a bellas y vírgenes desnudas al lado de ancianos decrépitos en una casa del Japón. Y allá por los 70 se puso de moda el mexicano Emmanuel con la canción de una joven que “sí, era bella… era muy bella… pero tan fría, pero vacía”. ¿Pero cuál es la Bella de todos los cubanos? Pues la que tenía un lunar en la mejilla y otro en la barbilla, y más abajo en la rodilla… y en la rabadilla. La que quería viajar a París… y si no, a Europa. La Hembra del Alhambra. Esa actriz llamada Beatriz Valdés puesta a encarnar a Rachel bajo las órdenes del director Enrique Pineda Barnet.

Resulta curioso que la mayoría de las visiones críticas e historiográficas sobre La Bella del Alhambra subrayan el rol renacentista del filme de Pineda Barnet dentro de la tradición del cine musical en Cuba, pero que no insistan en su significado para la psico-sociología de sus oriundos. Mentes lúbricas y sensuales, con ojos que comen y cuerpos ardientes, los nativos de la isla tropical hallaron por fin, en la Rachel de Beatriz, las dotes a la medida de sus sueños húmedos. Es cierto que en el cine cubano abundan las beldades. Cada una lo son, a su modo, las tres Lucías de Humberto Solás: Raquel Revuelta, Eslinda Nuñez y Adela Legrá. Y Daysi Granados, de cuasi Lolita en las Memorias del Subdesarrollo de Titón, o como la desquiciante mestiza en Cecilia. O Isabel Santos, con su faz de llanto congelada por Fernando Pérez en el último fotograma de Clandestinos. También Mirta Ibarra, sobre todo en el rol de la madura que hace caer al ángel David en Fresa y Chocolate. Pero de todas ellas, las mil caras de Eva, a ninguna le tocó representar, exactamente, lo que a esa vendedora del pan con tibiri o reina de las cotorras: la Mujer que hace babear, que hace rabiar, que es el objeto del deseo, universal y común, el “mamífero de lujo” que los ciudadanos de todos los países se quieren llevar a la cama.

Ese fue el papel que desempeñó Beatriz Valdés. El de la Eva primordial. La que se saca la hoja de parra que encubre sus pechos de diosa sobre el escenario del caliente Paraíso masculino del Alhambra. La Carne de Rachel. El Arquetipo perseguido desde el primer macho en su horda primitiva. El Mito del Sabor Inolvidable. La Manzana a la que el actor Jorge Martínez, en su función de amante primero, da sólo un mordisco tímido. La que César Évora sí se devora hasta el hueso. ¡Ah, la envidia del anhelo! Cuántos suspirando, gimiendo y removiéndose en su tieso sillón dentro de la sala oscura. Cuántos completando noches solitarias con el recuerdo de un rostro cincelado con las artes de todas las razas y de un trasero desbocado en el contoneo a ritmo del Caribe… Podrán llegar otras películas musicales al cine cubano. ¿Pero volveremos a tener una Rachel?

__________

La Bella del Alhambra y sus primeros 20 años.
Por: Abel Álvarez

Tenía apenas 14 años cuando se estrenó y quién me iba a decir que 20 años después participaría en la celebración de este aniversario en La Habana. “La Bella…” siempre ha sido de esas películas agradecidas por todos los que conocieron el teatro musical y los que lo descubrimos con ella.

De México a Cuba y viceversa, iban y venían los correos cómplices entre Pineda Barnet y Carlos Barba quienes organizaban lo que sucedería los días 28 y 29 cerca de la esquina 23 y 12. Textos que fueron seleccionados para un dossier que dejará registrado para la memoria algunos de los artículos escritos sobre un Alhambra que no lograron derrumbar.

Quedaría recogido en el DVD-homenaje, producido por el ICAIC, además del filme, el documental de Barba devenido en making off, que nos reveló los sinsabores y alegrías que sufrieron todos los involucrados en el mejor filme musical de la Isla. ¡Cuánto descubrimiento en cada testimonio seleccionado para conformar “Canción para Rachel”!, un espaldarazo a la negación que no pudo amilanar la fuerza de un proyecto que de por sí venía destinado a triunfar, a pesar de las carencias de recursos obvias e impuestas.

Este diciembre de 2009 Enrique Pineda Barnet pudo aglutinar a muchos que, en aquellos años, le ayudaron a llevar a feliz término “La Bella del Alhambra. Emoción, historias por contar, sentimientos encontrados y un público ávido de saber dónde estaban aquellos que a finales de los 80 hicieron vibrar a un país que por fin sentía que se le hizo justicia a su música en el cine.

Fuente: Blog de Abel Álvarez
__________

BEATRIZ VALDÉS PARTICIPARÁ EN EL ANIVERSARIO 20 DE "LA BELLA DEL ALHAMBRA"
Por MARÍA ZACCO

La actriz cubana Beatriz Valdés, que interpretó a la inquietante Rachel de La bella de la Alhambra, un clásico del cine cubano rodado en los años ochenta, participa como jurado de la competencia latinoamericana del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que se desarrolla en la homónima ciudad balnearia argentina. Nacida en Cuba y actualmente radicada en Venezuela, donde desarrolló gran parte de su carrera, Valdés lleva más de treinta años dedicándose al cine, a la televisión y al teatro. Hizo un paréntesis en una exitosa obra teatral que se presenta actualmente en Caracas para viajar a Argentina, cuando la organización del certamen marplatense la contactó a través del Instituto Cubano del Cine (ICAIC) para invitarla.

"Cuba es mi raíz y mi tronco. Venezuela son mis ramas", dijo Valdés en entrevista con ANSA, para expresar su fuerte sentido de pertenencia a ambos países. "Cuba me sostiene: es mi país, mi primera experiencia de vida. En cambio, Venezuela son mis ramas, acariciadas con brisas suaves y sacudidas, a veces, por ventarrones o terribles huracanes. Pero son mis ramas, que también florecen y dan frutos", explicó.

La actriz llegó a Caracas hace 17 años, tras un amor y allí tuvo a su hijo. "Me enamoré de un venezolano, que es cineasta y director de fotografía, y si bien nuestra intención era vivir en Cuba, lamentablemente los años '90 no eran un buen momento económico para que él se desarrollase profesionalmente. Así que la geografía se impuso", rememoró.

Con los años, dijo, Venezuela "se ocupó" de mantenerla allí, donde están su hijo, su trabajo y su vida. "Hay un aroma común entre ambos países que hace muy grato para un cubano acostumbrarse a vivir en Venezuela: los paisajes, el clima, la gente y sus modos de relacionarse son casi idénticos, si bien cada uno tiene sus particularidades", resaltó. En los últimos años, observó Valdés, los cambios en Venezuela provocaron que las polaridades sean más pronunciadas en la sociedad, lo que hace que "coexistir, a veces se haga difícil".

"Para mí ha sido una experiencia enriquecedora, tanto a nivel humano como profesional, ya que te diría que fue la vida allí la que disparó mi carrera, más que mi papel en La bella de la Alhambra, que obviamente fue importante".

Con apenas 25 años, Valdés se convirtió en un ícono cinematográfico cuando en 1989 se estrenó el musical de Enrique Pineda Barnet, un hito en el cine cubano, que ganó el premio Goya en 1990 y fue el segundo largo rodado en la isla en obtener una candidatura a los Oscar. "Esa película fue un puente, un antes y un después en mi carrera, marcó una época de mi vida y, curiosamente, fue la última que hice en Cuba. Fue la plataforma para iniciar un nuevo camino profesional", recordó Valdés. "Fue muy bello lo que provocó el filme: por los escenarios que nos ofreció, la confrontación con el público y la adoración que motivó y sigue motivando en lugares insólitos del mundo", agregó.

Tras su paso por Mar del Plata, la actriz viajará a La Habana para participar en la celebración de las dos décadas del estreno de La Bella de la Alhambra. Un sentido homenaje fue realizado en 2007 en el documental Canción para Rachel, de Carlos Barba, donde actores, director y equipo técnico analizan el detrás de escena de uno de los mejores filmes del cine cubano.

Sobre su papel de jurado en el festival de Mar del Plata, Valdés aseguró estar "encantada". "Me siento como en la escuela, aprendiendo con avidez, porque tengo dos compañeros geniales (el guionista argentino Juan Pablo Lacroze y el crítico uruguayo Jorge Jellinek, NDR), son unos verdaderos eruditos", subrayó la actriz, que visitó por primera vez Argentina en 1984, en el marco de la primera muestra de cine cubano celebrada en Buenos Aires, tras el advenimiento de la democracia.

Por su posición, Valdés no puede adelantar detalles sobre la deliberación de los jurados, pero sostuvo que están gratamente sorprendidos por "la calidad cinematográfica y el nivel de creatividad" de los filmes latinoamericanos vistos hasta el momento.

La actriz asegura no tener sueños pendientes, especialmente en lo que se refiere a interpretar a algún gran personaje. "Hay muchos personajes de la literatura que a uno le mueven las entrañas. Pero más allá de interpretarlos, lo que deseo es no experimentar jamás la sensación de esterilidad creativa, algo agobiante y doloroso, que no da lugar a la esperanza. Muchas veces, por esperar algo grandioso, uno termina aceptando una realidad de abstinencia. Por lo tanto, a todo lo que hago le doy una gran trascendencia", aseguró. Así como aquella célebre escena de La bella..., en la que Rachel le responde a un periodista que si no fuera ella le gustaría ser ella misma, pero en París, Valdés afirma quién le gustaría ser de no ser ella: "Si no fuera Beatriz, me gustaría ser yo misma, en La Habana".

Fuente: ANSA
__________

"Canción para Rachel" un documental sobre La Bella del Alhambra

Una canción, es UNA CANCIÓN. No es exactamente un making off, pero relata todo el via crucis de una película y logra cantarse a coro, porque, en la distancia y con todas las dificultades de comunicación imaginables, Carlos Barba logra que sus entrevistados se autoentrevisten. Y apelando a la buena voluntad y las ganas , que despierta en ellos, extrae de cada uno un testimonio fresco -después de 19 años- de lo que significó para cada uno la experiencia de filmar La Bella del Alhambra.
Desde el director, yo mismo, en Cuba hasta la protagonista Beatriz Valdés, en Caracas, pasando por el musico Gonzalo Romeu en México DF, el director de fotografía Raul Rodríguez en La Habana, la contrafigura femenina, la actriz Isabel Moreno, en Miami, el personaje de La Madre, la actriz Verónica Lynn, en Cuba, el editor Jorge Abello, en Miami, el galán Jorge Martínez en la televisión habanera...cada uno fue enviandole a Barba sus autoentrevistas convocadas y preelaboradas por éste, y las reunió y reeditó,componiendo un cuadro múltiple entre materiales de archivo, escenas dramáticas, números musicales y documental, fragmentos de ficción, momentos de filmación y esta suerte de tiroteo de testimonios, para llegar a la esencia del film, su trayectoria histórica y su vivencia emocional. Es una CANCION, un regalo, un ramo de flores.

Enrique Pineda Barnet. La Habana octubre 03, 2008 1:06 AM

__________

"RACHEL NO ES AMARGEN, PERO YA ES MADRE,
YA RACHEL TIENE UNA HIJA EN EL BELLO DOCUMENTAL Una canción para Rachel que le ha regalado con amorosa dedicación el joven realizador santiaguero Carlos Barba.

Gracias Carlos"

Enrique Pineda Barnet, 22 de noviembre de 2007

__________

XX Años "La Bella del Alhambra"

ENRIQUE PINEDA BARNET EN "MEDIODÍA EN TV", Televisión Cubana.
18 de diciembre de 2009

Locutor: Imágenes que quedarán por siempre en los amantes del buen cine. Una de las películas más hermosas de la cinematografía nacional y hoy tenemos el placer y el honor de compartir con su director el maestro Enrique Pineda Barnet. Bienvenido. Buenas tardes.

Enrique Pineda Barnet (E.P.B.): Buenas tardes.

Locutor: Gracias por aceptar nuestra invitación; el maestro que además ostenta el Premio Nacional de Cine desde el año 2006. Y quisiera saber primeramente qué es lo que le viene a la mente, de inmediato, cuando recuerda aquel 31 de diciembre del año 1989.

E.P.B.: Expectativas. Fue un momento muy especial, muy emocionante. Habíamos estrenado la película, realmente, a mediados de año, en el festival Caracol de la UNEAC, y había sido glamoroso, había sido un estreno por todo lo alto, con mucha emoción, el Yara repleto, era como una despedida de año, la gente se abrazaba a la salida del teatro y eso fue lo que nos dio la idea de estrenar la película nacionalmente el 31 de diciembre, para esperar el año, es decir, a las doce de la noche se estrenó masivamente, para todo el público, el 31 de diciembre de 1989, este año se cumplen 20 años, que no es nada...

Locutor: Luego de esa fecha interminables colas para ver esta película que rescató el musical, el vernáculo, que muchos cubanos agradecieron, precisamente, por tocar esta temática dentro del cine. Una película que, además, tiene 42 premios, muchos de ellos internacionales. ¿Tuvo fe siempre Enrique Pineda Barnet en el alcance mundial que podía tener una película como "La Bella del Alhambra"?

E.P.B.: Realmente no me lo planteaba y es que nunca me planteo eso. Quiero hacer una película para todo el mundo, para todos los públicos, que guste mucho, que llegue a toda la gente, pero esas cosas nunca me las planteo. La primera sorpresa fue la reacción en ese Yara, en ese estreno semi-estreno, a mediados de año con el premio Caracol, luego nos recibieron 17 premios en 17 especialidades en el Caracol, lo cual significó ya, de antemano, una sorpresa de expectativas. Pero ya el 31 de diciembre fue un estreno genial, extraordinario porque nos sentimos muy felices y sobre todo era para nosotros una gran alegría saber que Beatriz Valdés se había convertido en una verdadera diva, en una verdadera gloria con esa interpretación extraordinaria. Beatriz rebasó todas nuestras expectativas, Beatriz si nos dio la sorpresa del año, la gran sorpresa de la vida.

Locutor: Beatriz Valdés como protagonista y apoyada por un elenco también de primera que intervino en esta producción "La Bella del Alhambra", que como bien decía el maestro se estrenó masivamente en Cuba el 31 de diciembre de 1989. A 20 años de esta cinta vamos a conocer de qué manera se va a celebrar esta efemérides.

(pausa)

Locutor: Y sigue abierto el "Mediodía" para continuar dialogando con el maestro Enrique Pineda Barnet a propósito del vigésimo aniversario de "La Bella del Alhambra". ¿Cómo se va a celebrar?

E.P.B.: Bueno ante todo yo quería celebrar también el aniversario de nuestra amiga Georgina (asistente de dirección de "Mediodía en TV").

Locutor: Seguro...

E.P.B.:Seguro, tengo muchas encomiendas, de que la salude, Abelito, el otro y el otro, todo el mundo me llama y me dice que salude a Georgina en nuestro nombre.

Locutor: Qué bien..., entonces, cuéntenos ¿cómo se va a celebrar el aniversario 20 de "La Bella del Alhambra"?

E.P.B.: Pues se va a celebrar de una manera sencilla: en la sala Chaplin, se va a estrenar el primer DVD profesional de "La Bella del Alhambra" en 20 años, pero es un DVD contundente, que tiene la película en seis idiomas y tiene además el documental, que viene siendo el making off de esta película, que se llama "Canción para Rachel" de Carlos Barba, un documental realmente hermosísimo, yo me siento muy orgulloso de compartir la pantalla del DVD con un autor como Carlos Barba que ha hecho un bellísimo documental, muy lindo.

Locutor: Se va entonces a presentar oficiamente este DVD profesional y más tarde llegará al mercado para todo el que lo quiera llevar a casa. ¿En qué otros planes está Enrique Pineda Barnet?

E.P.B.: Bueno, estoy preparando una película con cuatro colegas más, estamos Juan Carlos Tabío, Fernando Pérez, Jorge Luis Sánchez y Juan Carlos Cremata, en una película que se llama "Amores prohibidos", que está bajo la coordinación general de Ariel Wood; y es muy interesante porque son cinco historias, cinco historias diferentes, con cinco directores diferentes y todas tocan el mismo tema: amores prohibidos en los cincuenta años del cine cubano. Mi corto se llama "La Virgen de la Caridad", y es un corto singular, donde mi protagonista es Yoraisi Gómez, ella es mi Virgen de la Caridad. Y después, a mediados de año, estamos en Ibermedia, una coproducción titulada "Verde verde", una película un poco difícil, controversial.

Locutor: Controversial e igualmente será una excelente propuesta cinematográfica, siempre y cuando llegue de la mano de un cineasta como Enrique Pineda Barnet. Muchísimas felicitaciones por su trabajo, gracias por habernos regalado esa película que está cumpliendo 20 años "La Bella del Alhambra", de la cual todos los cubanos guardamos excelentes recuerdos y usted no pierda la coordenada exacta, el 28 de diciembre y será en el cine?...

E.P.B.: en el cine Chaplin, a las 7 de la noche...

Locutor: la presentación del primer DVD profesional de "La Bella del Alhambra", acompañado por un excelente material que trata del making off, de cómo se hizo esta película. Gracias maestro por haber venido a "Mediodía en TV".

__________

Entrevista en el programa Mediodía en TV:



Noticiero Nacional de la Televisión Cubana:



En la foto: Carlos Barba, Gaspar González, Isabel Moreno, Beatriz Valdés, Verónica Lynn y Jorge Martínez.