miércoles, 17 de noviembre de 2010

El cubano que vino a México para ser el malo de las novelas

Notimex-Jueves 04 de noviembre de 2010

El actor cubano César Évora, quien ha desarrollado parte importante de su carrera en México, donde es muy conocido por sus papeles en telenovelas, festejará su cumpleaños número 51 en medio de las grabaciones de "Triunfo del amor", basada en "El privilegio de amar".
Producido por Salvador Mejía, el melodrama es protagonizado por Maite Perroni, William Levy, Victoria Ruffo, Daniela Romo y Osvaldo Ríos, y se transmite por “El Canal de las Estrellas” desde el pasado 25 de octubre.

Por otra parte, a fines del mes pasado Évora fue el maestro de ceremonia del homenaje que se le rindió en la capital del país a “El Flaco de Oro”, Agustín Lara, con el concierto “Solamente una vez, de Cuba a Lara”, en el que participaron músicos cubanos como Maruchi, Kelvis Ochoa, Francisco Céspedes y La Orquesta Aragón.

César Évora Díaz, quien criticó la actuación del polémico futbolista Cuauhtémoc Blanco en la novela "Triunfo del amor", nació el 4 de noviembre de 1959 en La Habana, Cuba.

De niño siempre fue elegido para participar en los festivales declamando poesía por tener esa voz peculiar que siempre lo ha caracterizado.
El interés por los minerales y la búsqueda de petróleo en su tierra natal lo llevó a estudiar Geofísica, carrera que a una semana de haber iniciado estuvo a punto de dejar, lo cual no ocurrió, pues si no estudiaba tenía que participar en el ejército por dos años.

Creció al lado de su madre y de su abuelo, de quien, ha dicho, tiene gratos recuerdos, ya que su papá siempre se encontraba de viaje y sólo lo llamaba o enviaba una carta cada seis meses, lo cual ocurrió durante 20 años.

Según ha comentado en entrevistas, le costó mucho trabajo elegir a qué se iba a dedicar profesionalmente; sin embargo, el haber asistido a la filmación de una película y estar detrás de cámaras, fue lo que lo hizo decidirse por la actuación. Cuando esto ocurrió, ese día recibió la noticia de que su abuelo había muerto.

Évora tuvo que picar piedra y para obtener su primer papel realizó un casting, en el que participaron más de 500 personas. No obstante, a los 18 años ya tenía un objetivo bien definido: llegar a ser un actor de cine.

En 1980 buscó trabajar en la película "Cecilia Valdés", y este proyecto lo ayudó a entrar al Instituto de Cine Estatal (ICAIC), donde realizó "Un hombre de éxito" y "Capablanca", producciones que lo dieron a conocer fuera de Cuba.

Después arribó a México en busca de oportunidades de trabajo. Llegó a Televisa donde consiguió contrato por seis años, el cual se renovó posteriormente bajo el término de exclusividad. En 1999 obtuvo la nacionalidad mexicana.

"Gente bien" (1997), "El privilegio de amar" (1998), "Laberintos de pasión" (1999), "Abrázame muy fuerte" (2000), "El manantial" (2001) y "Entre el amor y el odio" (2002) son otras de las telenovelas en las que ha destacado en ese ámbito en México.

En 2003 encarnó al villano Atilio Montenegro en "Mariana de la noche"; en 2005 formó parte de "La madrastra" y "La esposa virgen".

Aunque la televisión ha sido el medio en el que ha figurado, también ha realizado varias películas como "Cecilia" (1982), "Amada" (1983), "Habanera" (1984), "Una novia para David" (1985) y "Barrio negro" (1989), entre otras.

En México conoció a Vivian, su actual esposa. El actor tiene tres hijos: Rafael, Mariana y Carla.

En 2006 participó en "Mundo de fieras", donde personificó a unos gemelos, uno bueno y amoroso, y otro resentido que busca hacer daño a quien se cruce en su camino, al lado de actrices como Helena Rojo, Edith González y Carmen Salinas, entre otros. Évora se ha mantenido presente en la televisión mexicana, ya que en 2007, se retransmitieron "La madrastra" (2005), "Abrázame muy fuerte" (2000) y "El privilegio de amar" (1998).

En ese mismo año el actor participó en "Amor sin maquillaje" y en 2008 informó que pretendía intervenir en el cine mexicano y en las telenovelas, tras finalizar su trabajo en "Al diablo con los guapos", de la productora Angelli Nesma.

En 2009 participó en un documental dedicado a la memoria del también cubano Humberto Solás, quien falleció el 17 de septiembre de 2008, el cual tuvo locaciones en la Ciudad de México y La Habana, bajo la dirección de Carlos Barba.

Évora ya había trabajado en los años 80 bajo las órdenes de Solás, en sus filmes "Cecilia", "Amada" y "Un hombre de éxito", tres títulos significativos en la carrera del realizador.

El documental, que fue escrito y dirigido por Carlos Barba, uno de los colaboradores más destacados de Humberto Solás en la última etapa de su carrera, y que tiene como título de producción "Humberto", intentó abarcar tanto la vida como la trayectoria de uno de los más grandes exponentes del cine iberoamericano.

Ese mismo año Évora renunció a colaborar en la nueva versión de la telenovela Corazón salvaje, por motivos de salud, y su papel le fue otorgado al actor Enrique Rocha.

Aquí la noticia.